Día del Libro (día de Sant Jordi)


Tableta electrónica

¿Sustituirá la tableta al libro?

Acaba de pasar una vez más el día del libro. A pesar de la lluvia que ha hecho acto de presencia casi por toda España, numeroso ha sido el público que se ha acercado hasta las casetas de los libreros, hasta las grandes tiendas, o hasta las librerías tradicionales para celebrar este día de primavera con la compra y subsiguiente regalo (para sí o para los demás) de un libro de papel. A pesar de fuerte crisis económica que padecemos en toda Europa pero más en nuestro país, los libreros dicen no estar descontentos del todo con las ventas.

Además, tienen motivos suplementarios para tener esperanza. Cuando se quejaban de que las ventas habían disminuído y no sabían por dónde iba a tirar la industria del libro, se echaron a temblar con la aparición de las “tabletas” o artilugios diversos para leer libros en formato electrónico. Pero resulta que han tomado el toro por los cuernos y han sabido reaccionar a tiempo. Hoy por hoy, los libreros han podido compensar la venta de libros de papel (por causa de la climatología y de la coincidencia del día del libro don las fiestas de Semana Santa), con la venta de esos mismos aparatos que supuestamente iban a hacer desaparecer los libros de papel en poco tiempo. Y si tienen éxito esos artilugios entre los lectores es debido a varios factores:

en primer lugar, está la comodidad de poder llevar en el bolsillo un montón de libros juntos sin que pese más que lo que suele pesar un ipad, o una tableta (unos pocos cientos de gramos.)

En segundo lugar, está la ventaja de poder también unir otras finalidades a esos artilugios: conexiones a internet, videoconferencias, audio.books, cine, etc..

Y en tercer lugar, no olvidemos que la gente jóven acepta con mucha facilidad estos gadgets -principalmente si tienen algún otro valor añadido para ellos- y por consiguiente, cuando nuestros niños crezcan, probablemente no será nada novedoso leer un libro de esa forma.

Por otro lado, el mercado de los e-books (o libros electrónicos) dicen que está en pleno auge y puede venir a cubrir un hueco en el mercado que los libreros tradicionales no pueden colmatar debido a que se mueven más bien con el peso de un elefante frente al de las mosas voladoras representada por los libros electrónicos. De momento, todo el mundo tiene cabida en este mercado cambiante de hoy en día. Y las librerías tradicionales son quizá las que mejor han sabido adaptarse a la situación vendiendo también por internet, digitalizando su catálogo, adaptándolo a los mercados actuales, mandando “newsletters” o cartas de publicidad a sus suscriptores etc. etc

Para los que ya tenemos una cierta edad, como es mi caso, sin estar de espaldas a esas nuevas formas de leer, confesamos que lo que más nos hechiza es el olor del papel, de la tinta, porque son olores de antaño, olores familiares de nuestro subconsciente.

En cualquier caso, lo importante, para nuestros jóvenes es que lean, sea en un i-pad, en una tableta o en el cuento que les ha regado el abuelo. O como se dice en la jerga de los bibliotecarios, que sean  LECTORES POLIVALENTES.

Anuncios

Acerca de charlagranvi

Estoy intentando poner en marcha la Biblioteca de "mi" Instituto. Quisiera hacer de ella el corazón de mi lugar de trabajo,
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Día del Libro (día de Sant Jordi)

  1. Zoryana dijo:

    Yo esta semana he intercambiado libros en el instituto y me han gustado mucho los libros que he cogido.

    • charlagranvi dijo:

      Me alegro mucho Zoryana de que hayas gozado participando en las actividades del Centro. Sigue así. Y sigue leyendo mucho. Pásate algún día por la Biblioteca, tenemos algunas novedades que aún no he podido anunciar.

  2. gold price dijo:

    En la tradición catalana Sant Jordi era un guerrero que luchó contra un dragón para salvar la vida de una hermosa princesa. El dragón devoraba jóvenes vírgenes. Sant Jordi consiguió matar al dragón clavándole la espada en el corazón. De la sangre que goteó sobre la tierra crecieron rosas. En el día de Sant Jordi las calles de Catalunya se llenan de vendedores de rosas y vendedores de libros. Es tradición que el hombre le regale una rosa a la mujer y la mujer regale un libro al hombre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s